martes, octubre 04, 2011

Metiendo Todo en un Mismo Saco; ¿a donde vamos a parar?

Sr. Presidente, me veo en la obligación de hacer algunas observaciones al discurso pronunciado en Punta Arenas:


Con el respeto que me merece la impronta presidencial, pienso que la violencia y la delincuencia son mas que nada un síntoma de que en una sociedad no se está permitiendo el desarrollo armonioso de sus habitantes.

Tambíen creo que, “El Gobierno tiene la obligación de luchar por garantizar” la igualdad, la equidad, la educación, la salud, el desarrollo de sus ciudadanos

Sr. Presidente, Ud. no puede calificar la acción sindical que es un derecho, como un acto violento, y menos coartarla con un argumento tan poco veraz. Ud. está siendo un represor violentista al considerar el derecho de la acción sindical como un acto violento. Desvalida el proceso de negociación que caracteriza la gestión sindical y gremial, considerándola como un acto violento. Las negociaciones conllevan divergencias y, está internacionalmente validada la huelga como un acto legitimo ante una contraparte tozuda y que cuenta con el poder. Lo invito a dar una mirada hacia los países desarrollados, lugares que Ud conoce muy bien y que ha visitado desde niño, como este derecho es valido.

Sr. Presidente, el hecho de que carabineros arriesguen la vida tiene que ver con las ordenes que reciben de los superiores. Carabineros es parte de un juego perverso que surge desde el ministerio del interior donde aun continúan aplicando la ideología de la seguridad interior del estado, tras la cual, el poder económico, se resguarda para seguir haciendo sus fechorías, esquilmando a los trabajadores que doblan su espinazo para pagar las deudas adquiridas para darle una educación a sus hijos, educación que debería ser parte de las políticas de desarrollo estratégico de nuestro país. La ideología de la seguridad interior del estado establece que todos los ciudadanos son sospechosos de estar atentando contra el estado. No considera a los ciudadanos como constructores y parte de ese estado. Considera al estado como algo omnipresente y omnipotente, el cual debe protegerse de cualquier acción que lo pueda dañar, por lo tanto, no puede ser modificado ni cambiado. Se confunde así, al gobierno con ese estado, provocando una simbiosis terrorífica entre estado y gobierno, coartando, incluso, los derechos humanos superiores al estado mismo.

Sr. Presidente, le pido que no continúe con ese lenguaje, ni inventando leyes que dañen la convivencia nacional.

 
 
****

Mas Vigilancia, mas Control, mas Castigos ...

¿Que es la ley, que es el estado de derecho?


Un ciudadano común y corriente, sin conocimiento en el ámbito de las leyes y su principal objetivo que es hacer justicia, las que regulan, además, derechos y define castigos cuando alguien no respeta estas regulaciones ¿podrá realizar una aproximación reflexiva en este aspecto?, ¿será valedera su reflexión?

Me pregunto ¿Hacia donde avanzamos cuando el estado define unilateralmente el marco legal en el cual los ciudadanos se deben mover? Veo una tremenda contradicción entre las medidas represivas a manifestaciones ciudadanas y los actos delictivos de connotados empresarios y otros no tanto, los cuales, amparados en leyes especiales, pueden esquilmar a los ciudadanos sin que sean considerados delincuentes que afectan la sana convivencia.

La contradicción del gobierno de Piñera llega a tal punto y, es presa de una incoherencia aberrante, cuando utiliza situaciones como la de los estudiantes como escudo para reprimir en estos momentos, a destajo al pueblo mapuche.

Este gobierno trata con un desdén repudiable, a los profesores, a quienes culpa de la mala calidad de la educación, para justificar la imposición de un sistema educativo similar a procesos de producción, donde los profesores sean evaluados por eficiencia y calidad, generando a partir de esto, remuneraciones variables de acuerdo a una tabla de puntos valorizados.

Estos hechos que en si son de una violencia aberrante y detestable, como surgen del poder, no son considerados actos violentos

Esta visión toyotista y mecanicista que trata de imponer a como de lugar Piñera junto a sus secuaces de derecha que se creen dueños de Chile (señores feudales), son actos de violencia condenables.

Amparados en una constitución impuesta a punta de sables, con la que modificaron el sistema de previsión social, de salud y el de educación, quieren definitivamente, dejar todo en manos de la garra empresarial.

La mayoría de los ciudadanos rechazamos rotundamente estas reformas que el ejecutivo pretende imponer, haciendo de nuestro país un lugar de sospechosos delincuentes, a los cuales se les pretende colocar una mordaza para impedir que se manifiesten ante los abusos y las estafas evidentes de empresarios sinvergüenzas y de un gobierno que no está a la altura de lo que merecemos todos los chilenos.


EDUCACIÓN GRATUITA, GARANTIZADA POR EL ESTADO

REMUNERACIONES JUSTAS PARA EL PROFESORADO

CONTRATOS QUE NO TERMINEN EN DICIEMBRE

PREPARACIÓN DE CLASES Y CALIFICACIÓN DE PRUEBAS CONSIDERADAS COMO HORAS TRABAJADAS ...

SON PASOS ESENCIALES PARA MEJORAR LA CALIDAD DE NUESTRA EDUCACIÓN.



****