viernes, septiembre 12, 2008

RESPUESTA A UNA CARTA IGNOMINIOSA

La carta deja de manifiesto la misma mediocridad que movió a las ff.aa. a levantarse en armas contra un presidente democráticamente elegido.

Ya la historia ha hablado, las ff.aa. fueron peones de los intereses de los ee.uu.

Que opinión les cabria o, que posición hubieran tomado los próceres que a tan resguardo mantienen las ff.aa. hoy.

La ff.aa. tienen una deshonora en sus estandartes, miles de muertos y desaparecidos chilenos. Siguieron las ordenes de un poder externo, salvaguardaron los intereses de los explotadores.

La pregunta de si nuestros héroes unen o no y, si Allende une o divide es una pregunta limítrofe.

Allende honró a nuestro país, que fue reconocido como una gran nación que daba pasos concretos para hacer de nuestra sociedad mas justa, digna e igualitaria. Habría que recordarle a quienes ocultan sus rostros en nuestras ff.aa., que Allende llegó al poder comprometiéndose a dar a nuestras niñas y niños ½ litro de leche, le pregunto a estos ignorantes que están dentro de nuestras ff.aa. ¿por qué ofrecía esto que hoy parece fuera de contexto...?, ¿cuales eran las carencias de nuestro pueblo (de nosotros como niños y jóvenes) en aquella época?.

Los héroes han quedado fuera de la historia. Allende sigue encendiendo el espíritu que ha sido el crisol de la construcción de nuestra patria.

El que se atreve a denostar a Víctor Jara, denosta el espíritu de Chile. Un inmenso creador, que contra la corriente de un sistema que dejaba afuera a quienes no eran de la clase de los poderosos, no podían soñar en estudiar lo que les colmara el espíritu, si no, solo, prepararse para servir en las fabricas y los fundos de los que se robaban nuestro Chile a pedazos.

Es lamentable que aun queden personas limítrofes en nuestras ff.aa., ya que eso indica claramente, que no trepidaran en tratar de pisotear el verdadero espíritu libertario y creador de Chile.

Esta carta, salida desde las ff.aa., demuestra que permanece latente el espíritu traicionero que impulso el golpe de estado el 11 de septiembre de 1973. Deberemos seguir atentos al surgimiento de estas actitudes nefastas que pueden intentar nuevamente detener los procesos sociales y políticos de Chile, que nos lleven a mayores niveles de justicia, equidad e igualdad.

Valga un reconocimiento al Presidente Salvador Allende y a nuestro gran creador Víctor Jara y a todos quienes cayeron en la lucha por construir un país Digno, Justo e Igualitario.

Chileno

viernes, septiembre 05, 2008

“LADRÓN QUE ROBA A LADRÓN”

Compañía de Teatro "La Carreta"

La actividad cultural en nuestra población tiene un sentido critico y, por parte nuestra, de compromiso con la transformación social.

Avanzar hacia una sociedad mas justa e igualitaria. Con un pueblo participativo y actores en un proceso de mejora en la calidad de vida, en las relaciones humanas, del medio ambiente, entre otras.

En este trabajo, siempre nos han colaborado diferentes organizaciones, amigos, compañías de teatro, músicos, pintores, escritores. Se han acercado, porque también creen en este proceso y aportan su granito de arena.

El sábado 23 de agosto, en el marco de la celebración del aniversario de nuestra población El Cortijo 3, nos acompaño la compañía de teatro La Carreta, con la obra de teatro “Ladrón que Roba a Ladrón”, contando con la presencia del dramaturgo José Yovane y de su director Kike Castañeda. Esta se llevó a cabo en el Liceo A-33 Poeta Federico García Lorca.

La dirección de la obra corresponde a Carlos Enrique (Kike) Castañeda (Colombia). La dramaturgia a José Yovane M.

Siendo la temática sobre la vulnerabilidad del sistema y, su genero, la Comedia. Apta para adultos

Comentario:

El actor David Musa Ureta, también director de la Cía. De Teatro LA CARRETA, la actriz Rubi Figueroa Ávila, dan vida a esta obra, que, como en el teatro de equivocaciones, llevan al espectador a dar una mirada diferente a las normas éticas de nuestra sociedad. Dejando en cuestionamiento el limite entre la justicia y la verdad.

En lo cotidiano, nosotros nos vemos enfrentados a esos mismos cuestionamiento, ¿qué es la justicia? y, ¿cuál es la verdad?, mientras seguimos imbuidos en nuestro trabajo, que nos da lo justo para sobrevivir y eso. Mientras, otros viven en la opulencia, manejando a su amaño, normativas y leyes que para uno, son intrincados laberintos que solo nos llevan a vislumbrar algo mejor, sin llegar nunca a vivirlo.

“Ladrón que roba a Ladrón”, es una obra que me hizo recordar a Bertolt Brecht, no siendo esa la línea, si no, en el sentido del cuestionamiento a la forma de mirar algunos hechos, que muchas veces, tienen una génesis muy diferente a lo que nos pintan.

Un agradecimiento a la compañía de teatro La Carreta por habernos dado la oportunidad de presenciar esta obra de teatro. No podemos dejar de nombrar, también, por su importante aporte, al técnico Enrique Díaz, quien se preocupa de que el montaje salga como corresponde.